De Sorteos Tongo y de Tuits que valen según quien los publique

tongo

 

Hoy la verdad es que me he levantado «guerrero» y ahora son casi las 10 de la noche y sigo con la misma actitud.

Se nos esta vendiendo todo el día que las redes sociales son buenas para cierto tipo de locales (sobre todo los orientados al turismo y servicios) , y que el tema de los concursos pues viene siempre bien para viralizar, para que se conozca mas el sitio y esas cosas. Y la verdad es que ese tipo de concursos bien montados funcionan y consiguen lo que buscan, que la gente hable del sitio o lugar en cuestión.

Hasta aquí todo perfecto, así que ingenuo de ti pues participas en el concurso a ver si tienes suerte.

 

Concurso Tongo

Te lees las reglas para que te quede bien claro, y empiezas a participar, haces tuits o menciones en facebook, muchas de ellas se podrían considerar spam, pero el premio pues vale la pena y te dices a ti mismo (como la famosa campaña de televisión) : Te puede tocar a ti !!!

Así que ahí estas tu tuiteando como un poseso y poniendo cositas en tu muro de Facebook, dando la chapa a todo el mundo hasta el día del concurso. Al final muchas veces no me interesa lo que dan pero puede ser un regalo para alguien (la camiseta de carolina herrera pues no la veo yo para mi, la verdad).

Llega el día que dicen quien ha ganado y ohhhh no ha habido suerte… le ha tocado a otra persona … Otra vez será… o eso piensas …

El problema es que aunque internet es muy grande a la vez es muy pequeño e indagando un poco te das cuenta que la persona que ha ganado, no es por suerte,no es porque haya seguido las reglas del concurso (que a veces no las siguen), sino porque tiene muchos seguidores  (que me parece genial que los tenga) y ahí es el momento en el que te indignas …

Y al final pues te haces mala sangre,pero por no meter el dedo en la llaga y liar una buena pues sinceramente dejas el agua correr …

Lo que consiguen con esto es que en mi caso pues la verdad es que lo deje correr, pero en el caso de otra persona pues se puede indignar bastante y puede crear una buena crisis en internet , y solo por no hacer las cosas bien.

 

Y como no tengo seguidores mis tuits tienen menos importancia que los de otros

fail

Ahora se da otro caso, en este caso no hay ningún concurso, ni nada por el estilo … sencillamente el lugar tiene un recorrido en redes sociales impecable.. estas por allí un día genial , te animas a tomar algo y porque te apetece pues haces un tuit en twitter principalmente para dar envidía a tus amigos (ya que tiene una foto de lo que te estas tomando).

Así que tu tuit se publica..  y no nos engañemos,todos tenemos un poco de ego 2.0 y nos gusta que nuestros tuis sean retuiteados o que alguien le de a la estrella del favorito… digamos lo que digamos esas cosas molan. Ese tuit es retuiteado a las 24 horas de hacerlo , no pasa nada, la gente tiene vida, puede estar liada, la persona que lleva esa cuenta puede estarlo… no hay problema.

Pasan unos días y el mismo lugar… con distinta gente .. hacen un tuit .. y zas, al momento su tuit es retuiteado … Fail !!!

Entonces cuando ves eso ya empiezas a pensar mal (nunca lo he negado soy un mal pensado, y casi siempre que pienso mal acierto).

Que diferencia esta entre que el tuit de esa persona haya sido retuiteado al momento y el tuyo haya tardado la hueva … la respuesta es fácil : el número de seguidores.

La otra persona tiene muchos seguidores y yo en mi caso solo 280 (eso si , el 90 % son gente fiel y que participa).

Señores así no se hacen las cosas,no hace falta ser un «guru» para ver que ese no es el uso adecuado de usar las redes sociales, porque en mi caso yo solo voy a escribir este post que quizás como mucho lo lean 50 personas (si es que llega a ese número, no me importa), pero en otro caso esa persona con pocos seguidores sea insistente (o directamentemente no tenga otra cosa que hacer) y te la puede liar bien parda.

Para resumir y después de este rollazo pues ya os dejo.. que menudo paquete he soltado, espero que este post no le siente mal a nadie, desde luego no lo he echo con esa intención, sino con la única intención de decir que asi no se hacen las cosas.