¿Tu hosting compartido se come visitas?

¿Tú hosting compartido se come visitas?

Spread the love

Después de probar una gran cantidad de hostings (ahora no tengo bien claro el número) e incluso montarme hostings DIY hay una cosa que he aprendido. Los hostings compartidos son el mal.

Los Hostings compartidos son el mal

Y no lo digo por decir. Y como siempre hay muchas excepciones pero en base a mis pruebas la calidad de muchos hostings compartidos deja mucho que desear.

Yo me considero un friki de los hostings y como ya he dicho he probado de todos. Ahora mismo este blog está en una de las cuentas altas de Siteground y por ahora no he visto problemas pero si he visto muchas limitaciones a veces.

Y no es que tenga pruebas para demostrar que los hostings compartidos se comen tus visitas pero yo que llevo más de 27 años en el negocio pues he aprendido una serie de cosas.

Los hostings compartidos se comen tus visitas

¿Y por qué digo eso? Esto tiene una explicación bien sencilla. Antes un hosting valía un ojo de la cara. Solo estaba accesible para empresas con dinero que tenían su informático (que a veces sabía y a veces no) que se encargaba de este hostings. De las cuentas de correo (para que los usuarios no las llenaran de mi…).

Luego ya se empezaron a abaratar los costes. Empezaron a aparecer iniciativas como WordPress que permitía que cualquier persona tuviera su blog o su web. Y ahí es donde viene el problema. Y el problema no es de WordPress ni de todos los softwares que se utilizan (ya sean foros, otros software de blogs,etc). Sino que se ha dado rienda suelta a mucha gente que tiene pocos conocimientos y claro. Eso tiene su parte buena y su parte mala.

Y que conste que estoy a favor de que toda la gente aprenda, enrede, se monte su web y demás. Pero luego te encuentras una persona que no tiene ni idea con su WordPress y sus «miles» de plugins que se come el servidor.

El hacha de los recursos

Y es ahí cuando viene el hacha de los recursos. Es ahí cuando las empresas que te ofrecen hosting empiezan a limitar recursos (por el bien de todos) y empiezan los problemas. Y ya no estoy hablando de hostings baratos o hostings caros sino de hosting en general.

Y hay muchos que lo están haciendo muy bien pero hay otros que ponen tantas limitaciones que al final terminas por abandonar ese hosting.

Y entiendo que tienen que securizar los servidores, que tienen que limitar los recursos pero por qué tengo que pagar yo los errores de otros. Si tengo mi WordPress actualizado, no abuso de mis recursos. Tengo cuidado de que no entren bichos en mi instalación. Hago un uso comedido de los plugins y aún así me penalizan. No sé qué pensáis vosotros pero yo no lo veo justo y nunca me han gustado las injusticias.

Luego hablas con el hosting y la solución que te dan es que te subas de cuenta. Esa es la solución para todo. Meter más pasta.

VPS

Y esto que estoy escribiendo es un poco desahogo porque lo he vivido en mis carnes y lo tengo más que comprobado. Proyecto que ha pasado por varios Hostings. Ha pasado por Hostings compartidos, hostings dockerizados, cuentas top de Hosting y ahora vuelve a estar en un Hosting compartido. Y después de este periplo y de haber tenido esa web en un VPS para ella sola (y no un vps caro sino uno de 5 € de nada en Digital Ocean). Ver como el vps la web va suelta, con brio. Y no solo porque tenga todos los recursos para ella sino porque las limitaciones las pongo yo. Ahí yo decido que memoria usar, que cantidad de disco usar, etc.

Luego ves esa web en un compartido y la falta algo. La falta vida. Y ahí es donde viene que los hostings se comen tus visitas. Si tenéis oportunidad aprender sobre hostings. Montaros uno vosotros mismos para vuestros proyectos. Romperlo,borrarlo, volverlo a crear. Y así os acordaréis de los hostings compartidos como un mal recuerdo.

PD: No quiero decir que los hostings compartidos sean malos sino que ya ponen tantas limitaciones y pegas que cada vez menos son una alternativa a elegir.

Photo by Stephen Phillips – Hostreviews.co.uk on Unsplash


Spread the love