La ética del Hacker

La ética del Hacker

Spread the love

A veces me gusta hablar de las cosas que me pasan y en este caso voy a hablar de la ética del hacker. Que no hay que confundir con un «ciberdelincuente» que se supone que es el que entra en los sistemas para reventarlos, robar datos o aprovechar esos sistemas para su propio beneficio.

La ética del Hacker

Así que si nos ponemos puristas un «hacker» sería la persona que hace el bien y se dedica a cazar a los «ciberdelincuentes» o a encontrar vulnerabilidades en los sistemas para que sean arreglados.

Aclarados estos conceptos y puesto en el contexto es cuando viene mi historia.

En mi ciudad (no es que sea una ciudad grande) se hacen pocos eventos interesantes así que yo cuando puedo pues intento darles visibilidad, ayudar o incluso me involucro en la organización. En este caso vamos a hablar de un evento de ciberseguridad. Si. Esos eventos molones en que gente que sabe mucho de seguridad informática nos ilustra de las investigaciones que han hecho. Sus pruebas de concepto o las vulnerabilidades que ha encontrado (o cómo las ha encontrado) en algún sistema. Y lo que no se cansan de repetir es la diferencia entre lo legal y lo «ilegal» y por eso viene el título de la ética del hacker.

Bueno. El tema es que el año pasado me metí en la organización del congreso de ciberseguridad. Entre mis tareas era hacer el vídeo de promoción. Y no es porque lo hiciera yo pero quedó superchulo. El problema es que claro estaba realizado con After Effects y claro cada cambio suponía una renderización de mínimo 2 horas. Y os puedo asegurar que hubo multitud de cambios hasta que me planté porque sino los cambios habrían tendido a infinito. Y claro durante la renderización el ordenador parado.

Mi experiencia en el congreso

La verdad es que la experiencia fue buena. Teniendo en cuenta que me encargué de las entradas y la venta de libros (manejando un dinero que no es mío.Cosa que no me hacía gracia). Creo que solo me moví del sitio para ir a comer. Recuerdo algún otro de la organización que no se movió de la cafetería enlazando cerveza tras cerveza.

Aparte de eso la experiencia fue bastante buena aunque la verdad no pude ver ni una ponencia.

Y volví a caer

Este año me volví a meter en la organización del congreso. El problema de estas cosas (y uno que tiene ya callo en esto de organizar cosas) pues se plantean mucho tiempo atrás y cuando te comprometes pues estás un poco más libre. Soy de esas personas que no les gusta hacer planes a muy largo plazo (la vida me ha dado muchos mazazos y prefiero vivir el día a día). Así que yo y otra persona teníamos unas tareas que hacer y yo con las clases, los blogs, los proyectos pues sacaba tiempo para hacerlas cuando podía (algunas querían que la disponibilidad fuera del 100 % y eso se paga. En este caso lo hago por amor al arte así que exigencias las justas). Había reuniones de seguimiento del congreso y en las reuniones yo solo veía que nos enmarronaban a nosotros. Los demás tenían tareas pero desde luego no les pedían la exigencia que nos pedían a nosotros (vuelvo a repetir que esto se hace de buena voluntad y de gratis y que la gente suele tener vida).

El problema es que yo cada vez tenía menos tiempo y la otra persona que llevaba las cosas conmigo también pero cada vez las exigencias eran mayores. El tema es que un día una persona de la organización. Un «hacker» de esos donde la ética está por encima de todo. Insultó nuestro trabajo calificándolo de mierda. Yo en su momento no dije nada, pero la persona responsable del congreso en vez de tomar medidas con ese asunto seguía con sus exigencias y sus formas de pedir las cosas en plan «ordeno y mando«

Seguridad

Y el tema que dio lugar a esto fue la seguridad de la web. Una web que se había realizado años anteriores y se iba reciclando año tras año. Era un WordPress que no estaba mal securizado pero que arrastraba una serie de problemas. Eso sin contar que se cambio de hosting y no teníamos acceso al hosting sí que cualquier a realizar con la web se complicaba y bastante. Aunque teníamos un acceso ftp pues eso no es suficiente. El año anterior ya planteé un solo hosting para la web del congreso pero no se me hizo caso.

El tema es que la persona «hacker» nos hizo una auditoría de seguridad a la web con una herramienta para auditar WordPress. Que da la casualidad que uno que ya lleva tiempo en estos saraos conozco al desarrollador de la herramienta (y en persona no por redes sociales). Así que no dejaba de ser irónico el tema. Pero bueno, estamos hablando de la ética del hacker y las cosas son así. Si encuentras un problema pues lo dices, no insultas a la gente que lleva esas cosas diciendo que su trabajo es una «mierda«. Y más cuando esas personas están hasta arriba de cosas (porque la vida da muchas vueltas) y encima lo están haciendo por amor al arte.

Déjate de rollos y vete al grano

Y es que el título viene por algo y lo de la ética del hacker viene por un motivo. Resulta que se «rumoreaba» en los círculos de los hackers estos tan éticos que la web del congreso iba a sufrir un ataque solo «por las risas«. Es curioso que se les llene la boca a toda esta gente con la «ética» y luego tiren una web por las risas. Y más sabiendo que es algo ilegal. Esto pasa por no darle «una hostia a alguno/a» solo por las risas.

Moraleja

Como ni yo ni la otra persona hemos recibido una disculpa por los insultos pues hemos dejado el proyecto. Y ahora viene lo divertido. Como organizadores estaban los logos de nuestros proyectos en la web del congreso. Pero la organizadora decidió quitar esos logos. Cuando me enteré pues la pregunté el por qué y que los logos debían de estar porque nosotros hasta que nos hemos ido hemos trabajado y metido tiempo en el proyecto y que menos que dejar los logos. Pues no, la organizadora no solo me volvió a insultar sino que encima puso de «mierda» todo lo que habíamos hecho hasta ese momento. No deja de ser curioso el tema

En el olvido quedó todo lo que yo he apoyado a ese congreso otros años. Dándoles oportunidad de promoción sin cobrar un duro por ello. Pero como siempre la gente se acuerda de lo que quiere.

Así que si has llegado hasta aquí te mereces un buen premio la verdad. Pero necesitaba contar mi parte de la historia porque la gente tiende a ser muy falsa y contar mentiras. Así que prefiero que quede escrito. Y si te ha gustado compártelo por redes sociales. Pero corre, que como las verdades ofenden, estos «hackers» que nos tienen que defender de los malos se dedicarán a tirar esta web solo «por las risas«. Lo dicho la ética del hacker.

Photo by Alexandre Debiève on Unsplash


Spread the love